Noticias Sigloxxi Guatemala

Editorial

Editorial Siglo21

servicios@siglo21.com.gt

Reforma educativa es necesaria para cambiar el rumbo del país

Guatemala presenta uno de los peores índices en la región latinoamericana en materia de educación, a pesar de lo cual no se han visto esfuerzos sostenidos para mejorar la calidad, y sigue pendiente una profunda reforma educativa que permita un cambio cuantitativo, si partimos del hecho indiscutible que la educación genera oportunidades y contribuye al desarrollo integral de un país. 

El tema cobra relevancia ahora que los estudiantes de nivel medio de institutos capitalinos han protestado en contra de la política del Ministerio de Educación para promover un mayor profesionalismo del magisterio, gremio que muestra un rezago cuando se le compara con países de buen nivel educativo, como podría ser el ejemplo de Costa Rica, para no ir tan lejos. 

En todos los países con avances significativos e índices adecuados se observa que se ha trabajado consistentemente en la capacitación del magisterio, aunque siempre se ha hecho de una manera ordenada y muy bien planificada, hasta llegar a la obligatoriedad de contratar maestros únicamente con diplomados o títulos a nivel universitario. 

El título de maestros en Guatemala se obtiene únicamente a nivel diversificado, y apenas hay un pequeño grupo de ellos que han buscado la superación académica en las universidades, situación que incide directamente en la pobre formación educativa en los niveles preprimario, primario, medio y diversificado. 

La decisión de buscar una mejora en el nivel académico de los maestros es muy positiva y debe mantenerse, aunque seguramente hay que hacer un trabajo de sensibilización entre los aspirantes a la profesión, para que comprendan que si bien puede retardar el tiempo que les tomará ingresar al mercado laboral, cuando ello ocurra estarán más capacitados para hacerlo y el beneficio será para ellos mismos y para los estudiantes. 

Para aumentar la calidad educativa se requieren varios factores, y la problemática es integral. Hay que tomar en cuenta la calidad de vida del alumno, las condiciones de los centros educativos, la organización educativa en su conjunto, pero fundamentalmente el nivel académico del maestro. A mejores maestros, la posibilidad de mejores resultados de los alumnos aumenta significativamente. Los rezagos en materia educativa son muy grandes, y tampoco se pueden esperar resultados de la noche a la mañana. Sin embargo, postergar una mayor exigencia en el nivel de los maestros es condenar al país a seguir sumido en la pobreza, aunque entendemos claramente que este no es el único factor que hay para combatirla. 

Por supuesto que esta medida puede provocar malestar en quienes se consideran —equivocadamente— afectados, pero aquí se trata de avanzar en la dirección correcta, y esta no es otra que la de pensar que en un futuro a corto plazo podamos tener mejores educadores, y de la mano de ellos, provocar el cambio de rumbo que el país necesita.

Comentarios

Noticias Sigloxxi Guatemala

La opción de comentar está abierta a todos los usuarios, aunque le pedimos por favor mantenerse dentro del tema del artículo y no publicar comentarios ofensivos o publicidad. Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con estas reglas.