Noticias Sigloxxi Guatemala

Rodrigo Pérez

rperez@sigloxxi.com

Terapias cambian la vida de unas 100 mil personas

Teletón arranca con la esperanza de recaudar Q25 millones para Fundabiem

Terapias cambian la vida de unas 100 mil personas
Los niños embajadores de la Teletón marcaron anoche el inicio de la Teletón 2012 e invitaron a las personas para que apoyen.

Un escalofrío recorrió todo el cuerpo de Maritza Meza de Ruiz cuando recibió la noticia de que su hijo, de 11 días de nacido, no podría caminar. Pablo Ruiz Meza, quien ahora tiene 12 años, fue sometido a una intervención quirúrgica en el Hospital Roosevelt, porque vino al mundo, un jueves 9 de marzo del año 2000, con espina bífida. 

“Una de madre no quiere recibir esas noticias”, cuenta Maritza al recordar la desafortunada comunicación; sin embargo, no se dejó derrotar por la desventura. Con paciencia y esmero pasaba, una y otra vez, sus manos sobres las piernas del más pequeño de sus cinco hijos, a la espera de que un día sus extremidades inferiores tomaran fuerza.

Cuando el infante cumplió tres meses lo llevó a la sede de Fundabiem, la cual se ubica en la entrada de San Cristóbal. Allí empezó a recibir terapias sin costo alguno. “A los cuatro años dio sus primeros pasos. Fue una emoción para mí y para mi familia. Hasta las lágrimas se me salieron”, cuenta la sonriente madre. 

Ese día, la familia estaba viendo televisión en la sala de la casa cuando, de repente, el pequeño se soltó de un sillón y dio cuatro pasos hasta llegar a una ventana. Después de eso empezó a utilizar un andador. 

Pablo relata una de las poco más de 100 mil historias de éxito que han marcado la labor de la Fundación para el Bienestar del Minusválido (Fundabiem) a lo largo de sus 25 años de existencia. Un 70% de los beneficiados tienen entre 0 y 18 años; el resto, se trata de personas que van de los 18 años a la tercera edad. Entre esta última población figuran pacientes que han sufrido derrames cerebrales. 

“Hemos dado un poco más de 7 millones de terapias y somos la única institución que atiende, de forma masiva, el tema de discapacidad en el país”, afirma Juan Carlos Eggenberger, presidente de Teletón Guatemala.

Esta jornada de colecta arrancó ayer con la emoción de públicos y pacientes. Para hoy a la medianoche esperan recaudar un poco más de Q25 millones, que se traducirán en “unas 625 mil terapias” (lea: Entre artistas y voluntarios).

Vida nueva

La recuperación de Pablo le ha permitido practicar deporte. Con sus amigos del colegio y de la colonia no deja de jugar futbol. “Me gusta jugar tres posiciones: portero, defensa y volante”, dice el adolescente. A veces, sus compañeros de juego le hacen bromas y se quejan de que hace trampa porque, en ocasiones, cuando se siente superado, utiliza su muleta, que siempre lo acompaña, para impedir el paso de la pelota. 

Pero para llegar a este punto, el pequeño y su familia tuvieron que hacer sus mejores esfuerzos. Visitaban la fundación tres veces por semana: lunes, miércoles y viernes. Cuando entró al colegio, las visitas se redujeron a dos. “Entrábamos a las ocho de la mañana y salíamos a las once. Siempre estuve con él”, asegura Maritza. 

Pablo recuerda que las terapias incluían ejercicios para hablar; lo ponían a correr en la silla de ruedas, a subir rampas con ella y pasar entre conos. También, tenía que pintar y hacer manualidades. 

“Tenemos un protocolo médico apoyado por los países miembros de la organización internacional de teletones, que es un ente que regula el trabajo de los 14 países donde se realiza esta actividad. Compartimos experiencias y conocimientos técnicos. La atención es integral, porque los pacientes reciben terapias físicas, ocupacionales, de lenguaje, trabajo social, apoyo psicológico y, últimamente, terapias tecnológicas”, explica Eggenberger.

Fundabiem cuenta con 24 centros y clínicas de rehabilitación y están por terminar una más en Coatepeque, Quetzaltenango. Tienen cobertura en 18 departamentos, cuentan con 247 profesionales de diferentes especialidades y atienden a más de 8 mil pacientes.  

De vuelta al quirófano

A los 7 años, Pablo volvió a un quirófano privado porque una de sus piernas no crecía al mismo ritmo de la otra y no encajaba con su cadera. Volvió a usar silla de ruedas.

“Cuando me volvieron a operar no me animaba a caminar, hasta que un día me pusieron un aparato que tenía unos hierros pequeños que se colocaban a lo largo de mis piernas y se aseguraban con un cincho en la cintura”, cuenta el menor. 

Eso lo hizo continuar con sus terapias en Fundabiem. Hoy, ya está bastante rehabilitado y visita la institución cada dos meses, solo para chequeos.  

Los grados de rehabilitación que logran los pacientes dependen de la gravedad de la discapacidad, debido a que las parálisis van de leves a severas. “Se busca llevarlos al máximo grado de independencia posible. Algunos podrán ir al baño, lavarse los dientes y vestirse solos. Otros logran ir al colegio e incorporarse al trabajo”, explica el presidente de la Teletón. 

Apoyo moral al sobrino

Algunas veces, cuando Pablo no tiene que ir al colegio, acompaña a su sobrino que tiene la misma edad y le da apoyo moral mientras recibe terapias de rehabilitación en la sede de Fundabiem, ubicada en la entrada a Ciudad San Cristóbal. 

Steven nació prematuramente, a los 6 meses, y durante el parto su cerebro no recibió, por momentos, el oxígeno necesario. Esto le provocó una discapacidad, la cual fue descubierta por la familia meses, después cuando empezó a convulsionar. 

“No puede caminar, anda en silla de ruedas y le cuesta hablar. No tiene muchas fuerzas en la parte izquierda del cuerpo”, cuenta la madre de Pablo y abuela de Steven. 

“Vos podés”, le dice el tío mientras hace sus ejercicios, los cuales ya han empezado a dar sus frutos. Empezó a recibir terapias antes de cumplir un año y ya se sienta en la silla de ruedas; antes no lo podía hacer, pues por no tener fuerza en la cintura poco a poco iba perdiendo la vertical, hasta terminar casi doblado sobre sus piernas o torcido por un lado. También ya habla más y utiliza de mejor manera su mano izquierda, cuenta la abuela. 

Van más allá

La institución atiende principalmente la discapacidad neurológica acompañada de limitaciones físicas, pero existen ocasiones en que reciben a pacientes que no llenan ese perfil. 

“Vine por problemas de aprendizaje cuando tenía 29, y estuve 3 años. Desde pequeño me costó leer y escribir. Repetí 3 años tercero primaria; siempre estuve en colegios especiales y con psicólogos”, cuenta Álvaro, quien ya lleva en sus hombros 34 navidades. 

Los especialistas de la institución le brindaron ayuda psicológica. Le enseñaron panadería y computación, mejoraron sus capacidades intelectuales con ejercicios de búsqueda y reconocimiento de figuras geométricas, así como de escritura y lectura. “Fue ingresado para apoyarlo en comunicación y para ayudarlo a discernir y se le enseñó un oficio”, cuenta una de las profesionales que trabajaron con él. 

Álvaro recibía ayuda profesional dos o tres veces por semana durante dos o tres horas. Ahora trabaja como auxiliar de bodega en una empresa que vende materiales de construcción.  

“Hicieron que tuviera confianza en mí mismo, porque antes escribía, pero escondido” dice Álvaro mientras, a modo de ejemplo, agacha la cabeza sobre la mesa y cierra sus brazos. Luego prosigue: “Antes leía pausado y ahora lo hago más fluido. Sin duda alguna, me levantaron el espíritu y la moral en todo sentido. Me enseñaron cómo defenderme afuera y salir adelante por mí mismo”. 

Víctimas de la violencia

La ayuda profesional también se da a niños y jóvenes que cayeron en discapacidad, producto de la violencia que afecta al país. 

Sin dar sus nombres, pero con miradas esperanzadoras, una niña de 7 años y un joven de 17, quienes fueron alcanzados por balas perdidas que lastimaron su columna vertebral, hacen ejercicios en silla de ruedas o caminan con aparatos especiales en el salón de mecanoterapia. Les, ayudan profesionales y sus progenitores los animan.

Fotos

Noticias Sigloxxi Guatemala
  • Terapias cambian la vida de unas 100 mil personas

    Los niños embajadores de la Teletón marcaron anoche el inicio de la Teletón 2012 e invitaron a las personas para que apoyen.

Así lo dijo

Noticias Sigloxxi Guatemala
  • “Cuando me volvieron a operar no me animaba a caminar, hasta que un día me pusieron un aparato que tenía unos hierros pequeños que se colocaban a lo largo de mis piernas y se aseguraban con un cincho en la cintura”. — Pablo Ruiz Meza, Rehabilitado
  • “Con la ayuda de Teletón me siento fortalecida y siento que soy una mariposa con muchas alas para luchar por la vida”. — Andrea Mazariegos, Embajadora de Teletón 2012
  • “Tenemos que aprender a creer y si lo hacemos, construiremos los sueños que tienen nuestros niños y jóvenes con capacidades diferentes”. — Juan Carlos Eggenberger, Director general de Teletón

Recuadros

Noticias Sigloxxi Guatemala
  • Buscan llegar a la meta

     

    Con júbilo y emoción se inició anoche la Teletón Guatemala 2012, edición 26, que espera recaudar Q1 más, de los Q25 millones que se lograron el año pasado.

    A las 21:00 horas se dio el banderazo de salida en el Expocenter del hotel Tikal Futura, con el saludo del artista nacional Héctor Sandarti, quien dijo que “los sueños pueden ser una realidad si todos nos unimos”. 

    Antes, un grupo de bailarines animó la velada con los niños embajadores de la Teletón, ante los aplausos del público. Posteriormente Juan Carlos Eggenberger, director del evento, intervino para invitar al público a colaborar con la causa. 

    Fundabiem, que atiende a niños y adultos discapacitados, con terapias, tendrá el apoyo de tres miniteletones en Estados Unidos, las que fueron organizadas por guatemaltecos residentes en ese país. Se puede colaborar enviando un mensaje de texto con la palabra “terapia” al 2425 (el cual cuesta Q40) o a través de depósitos monetarios a la cuenta 9999 en los bancos BAM, Bantrab y Bancor.

    El último monto dado a conocer anoche por los organizadores fue de Q4 millones 658 mil, en los cuales se contabilizan los aportes recaudados de semanas anteriores.

  • Entre artistas y voluntarios

    Desde ayer, la Teletón está en la lucha por recaudar un poco más de Q25 millones para continuar con la ayuda a la población discapacitada del país. Ahora hay cientos de personas que necesitan ayuda profesional. 

    “Solo en la ciudad capital hay en espera entre 300 y 400 personas” y esto se replica en el interior del país, cuenta el presidente de Teletón, Juan Carlos Eggenberger. 

    Alrededor de 20 artistas, entre nacionales e internacionales, hacen acto de presencia en el Expocenter de Tikal Futura para actuar e invitar a la población guatemalteca a que apoye con donativos esta causa. La transmisión será de 27 horas, con la colaboración de 10 mil voluntarios; 3 mil de ellos estarán en la capital. 

Comentarios

Noticias Sigloxxi Guatemala

La opción de comentar está abierta a todos los usuarios, aunque le pedimos por favor mantenerse dentro del tema del artículo y no publicar comentarios ofensivos o publicidad. Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con estas reglas.