Noticias Sigloxxi Guatemala

Opinión

Sobre la corrupción

Sobre la corrupción

Por su relación con los acontecimientos que estamos viviendo, quisiera aprovechar para transcribir el punto No. 19 y parte del punto No. 20 de la Bula Misericordiae Vultus que convocó el papa Francisco el pasado 11 de abril.

¡Cambio general!

¡Cambio general!

La sombría realidad mostrada por el descubrimiento de La Línea ha llevado a la indignación nacional. Se le pasó el período al general. Una gran decepción para sus electores. Ser estadista no consiste en dictar estados de sitio. Alcanzar orden social no se logra dando órdenes sin sustancia. Cuando entregue el cargo, Guatemala habrá cumplido cuatro años traumáticos de asesinatos, extorsiones, corruptela descarada y rezago en la educación.

Satie, innovador y original

Satie, innovador y original

Erik Satie (Honfleur, 17 de mayo de 1866 – París, 1 de julio de 1925) es considerado un genio de la música clásica contemporánea, versátil y excéntrico, que se rebeló contra las formas de composición establecidas.

Compuso obras de teatro y balés, aunque la mayor parte de su trabajo estuvo dirigido al público de cafés y cabarés. Títulos como Genuinos flácidos preludios (para un perro), Tres piezas en forma de pera o Embriones desecados, dan cuenta de una actitud desafiante.

Más allá de la SAT

Más allá de la SAT

La expresión ciudadana que exige la renuncia del presidente y la vicepresidenta es el resultado del cansancio de la población por los actos de corrupción. El detonante ha sido la acción conjunta de la Cicig y el MP, que presentaron pruebas contundentes de la red de defraudación aduanera que era dirigida e integrada por los más altos funcionarios de la SAT designados por el Ejecutivo.

Elecciones y valores irrenunciables

Elecciones y valores irrenunciables

Antes se usaba un dicho popular: Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de una cacería. Aparte de bromas… hay que conocer qué pretenden los candidatos, según cubran lo básico del bien común. Que sean claros: eso lo valoraremos para las elecciones…

Constitución vs corrupción

Constitución vs corrupción

Orlando Alcívar Santos escribe que: “La corrupción […] no radica exclusivamente en la actividad pública, en las oficinas gubernamentales estatales, provinciales o municipales, sino también en la gestión privada, en el comercio, en la industria, en la profesión. Pero, sin ninguna duda, el ámbito donde más se produce y desarrolla la corrupción es en el de la función pública. Y no hay duda tampoco de que únicamente con la decidida participación ciudadana será posible prevenir, detectar, sancionar y erradicar la corrupción”.

Hipócritas

Hipócritas

¡Cómo me duele tu padecer!
Abandonado, inclemente
¡Pero es de claro proceder!
De una sociedad indiferente

Dicen que soy carga social
Que así nací, por designio divino
¡Explicación irracional!
¿O fue el diablo el que intervino?

Yo soy tan solo un ser humano
Que por destino, la desdicha tuve
¿Qué pecado tengo, no soy profano
Si solo pido, al extender la mano?

Los moralistas imperativos dictan
Que se me ayude y dignificado sea
¿Será acaso que su conciencia estricta
No actúa en función de una presea?

Yo sé que hay espíritus de profunda idea

Un retrato sin ojos

Un retrato sin ojos

“Es mi retrato”, me dijo la muchacha al advertir que yo observaba la ilustración que sostenía entre sus manos. Dejó la hoja sobre una carpeta, que imaginé contenía más de esos dibujos. Ella se me quedó viendo con una mirada lánguida y profunda.

Una manta que diga Francesca

Una manta que diga Francesca

Mi hermana se casó a una edad muy tierna, se desligó de la familia y viajó a la ciudad de Mónaco para residir en ella. La planificación fundada se basó en la búsqueda del glamour para encontrar la educación de talentos, esto lo logró pero no tuvo en cuenta todo lo que acarrearía el mundo de la moda. La frivolidad envenenó el alma de Rosa, disfrutó el poder, el dinero y los placeres de la carne y el espíritu, todo este hedonismo desenfrenado llevó a su matrimonio al fracaso. Corrió el rumor de cierta infidelidad del marido, tal falsedad fue creada por estúpidas razones machistas.

¡A tu memoria padre amado!

¡A tu memoria padre amado!

Hola viejito, ¿cómo estás?
¡Cada día me acuerdo de ti!
Soy aquel con quien jugabas.
¡Ese ser que siempre piensa en ti!

Aún lamento tu partida.
¡Me haces falta, te extraño!
Muy triste fue tu despedida,
¡Mas te recordaré cada año!

Siempre fuiste mi amigo sincero,
ya que te veía como a mi ídolo.
Siempre escuché ese ¡te quiero!
Que hoy oigo desde el cielo.

Ahora lloro tu ausencia.
Ruego a Dios consuelo.
¡Aún percibo tu presencia!
Y eso me colma de alivio.

¡Dios te tiene en su gloria!
Esa es mi mejor alegría.
¡Tus hijos te recordaremos!
¡Y jamás te olvidaremos!

Le toca… ¿robar?

Le toca… ¿robar?

Esa maldita costumbre que tenemos; sí, esa de predisponer a la población que “al segundo lugar de las pasadas elecciones ´le toca´ ganar en las presentes”, nos tiene condenados a repetir, y aumentados, los errores de esos segundos lugares que cada siguiente elección se sienten los “ungidos”.

He ahí el caso de Payazón.

Pero, como el gran Max Weber explicara, se da en las ex colonias españolas un fenómeno que él denominó “patrimonialismo”, y el cual, dicho en buen Chapín, “el siguiente está haciendo fila, esperando su turno, para saquear a la nación”.

La guerra interna continúa

La guerra interna continúa

Se está viviendo una situación que no es nueva, aunque sí el grado superlativo y que está enquistada. Desde que tengo memoria, con el presidente Idígoras Fuentes, escucho hablar de corrupción (y coincide con el inicio de la guerra interna). En los tiempos de los militares, se dijo que Peralta Azurdia había sido un militar honrado en su gobierno, y de hecho no hay familiares enriquecidos. Luego, con Lucas, asesorado por civiles corruptos, se llegó a niveles descomunales de deshonestidad, situación que agregó sal y pimienta a la lucha interna y desató una violencia monstruosa.

¡Esperanza que crece y avanza!

¡Esperanza que crece y avanza!

Decenas de años de represión fueron seguidos por casi 30 años de mentiras institucionalizadas. Tutelados a distancia por el poder militar, pero dotados de una relativa independencia de acción que nadie puede negar producto de la inercia democrática en la región, los gobiernos civiles se presentaban a sus anchas como el corazón de un nuevo sistema en donde la justicia y los derechos humanos fundamentales habrían de florecer y cuyos frutos serían aprovechados por todos, ya no por unos cuantos, como lo registra nuestra compleja y trágica historia nacional.

#RENUNCIA YA

#RENUNCIA YA

El #RENUNCIA YA se convirtió en viral. Más de 40 mil manifestantes voluntarios, de todas las clases sociales en una marcha sin precedentes, ordenada, pacífica, sin padrinos políticos detrás. Fue una señal fuerte y clara.

La primera gran manifestación plural y no violenta de la historia del país en muchas décadas. Se terminó el miedo, estamos hartos, indignados, dispuestos a cambiar el sistema de forma pacífica. Esas fueron las señales salidas de un evento que ahora se quisiera minimizar o interpretar de otras maneras.

Cómo devolver la credibilidad

Cómo devolver la credibilidad

La credibilidad es como subir un volcán. Es tomar la decisión de ascender, pero si se quiere tener éxito debe hacerse poco a poco, paso a paso, con la constancia como regla básica. La desventaja de ascender un volcán es que resbalar en este terreno y perder el control implica regresar a mucha velocidad y con pocas posibilidades de hallar auxilio oportuno que detenga el regreso.

Se equivoca, señor presidente

Se equivoca, señor presidente

Si uno se pregunta si las instituciones jurídicas del Estado son perfectibles, la respuesta, obviamente, es afirmativa. De hecho, lo normal es que, con el paso del tiempo, se acumule experiencia y se comprenda mejor cómo las reglas y los procesos administrativos generan un conjunto de incentivos que inciden en la forma como los funcionarios toman decisiones al seno de cada institución.

Para la vicepresidenta

Para la vicepresidenta

Paso a darle lugar a los que demostraron tener voz: la Plaza de la Constitución vivió un plantón multitudinario que puso en evidencia la inconformidad popular por la corrupción en el Gobierno, por lo cual la ciudadanía pide a Otto Pérez Molina y a Roxana Baldetti que renuncien de sus cargos. Además, el pueblo pide que cumpla con su deber el Organismo Judicial.

Sin lucha no hay paraíso

Sin lucha no hay paraíso

La marcha del 25 de abril, convocada bajo la consigna #RenunciaYa, motivada por los actos acumulados de corrupción de este gobierno de Otto Pérez Molina (OPM) fue el clímax de una crisis política que tiene en la lucha contra la corrupción su rostro más visible, pero que tiene otras connotaciones que conviene no olvidar.

1. La marcha en sí misma es una manifestación de que las clases medias regresan al escenario político y a las calles, lo cual es de suyo positivo.

Corrupción en el Gobierno: ¿Cómo eliminarla?

Corrupción en el Gobierno: ¿Cómo eliminarla?

Uno de los problemas más graves de nuestras sociedades modernas es la corrupción. La principal razón, a mi juicio, radica en que los gobiernos han crecido demasiado, son inmensos y se han dedicado a hacer muchas cosas que no les corresponde para lo cual necesitan cada vez más recursos de los ciudadanos. Con más funciones, ministerios, instituciones, controles, regulaciones e intervención, la corrupción ha crecido a niveles escandalosos.

OPM, sin liderazgo

OPM, sin liderazgo

Otto Pérez Molina, lo digo de una vez, ha sido presidente pero no ha ejercido liderazgo. Ese ha sido el problema fundamental no solo de este presidente, sino de una serie de mandatarios (que significa que tendrían que acatar nuestro mandato) a quienes ese ejercicio les importa un comino una vez llegan al poder.