Noticias Sigloxxi Guatemala

Colaboración

López Bonilla: Portero sin equipo

López Bonilla: Portero sin equipo

El 9 de noviembre de 2011, Siglo.21 publicó una entrevista concedida por el teniente coronel Mauricio López Bonilla. En la misma se apuntó lo siguiente: “Mauricio López Bonilla es el futuro ministro de Gobernación del PP. Tiene 52 años de edad, 18 de los cuales estuvo en el Ejército, del cual se retiró con el grado de teniente coronel. Es politólogo y experto en seguridad. Afirma que es un honor servir al Estado y que no piensa salir del cargo por la puerta trasera”. 

La paz solo se logra con paz

Finalmente, Juan Manuel Santos ganó las elecciones y gobernará Colombia hasta en 2018 con un buen panorama. Este año se proyecta un crecimiento cercano al 5% con inflación baja, una reducción del desempleo, aumentos significativos en la producción industrial y mejorías en indicadores sociales como la pobreza. Salvo el sector externo, dado que las alzas en el comercio cafetero no compensan las caídas de otras exportaciones.

El estado-harakiri neoliberal

El estado-harakiri neoliberal

El estado de las finanzas públicas en Guatemala es gravísimo. A lo interno y por mucho tiempo, un silencio cómplice prevaleció. Ni las autoridades del gobierno ni las cámaras empresariales externaron comentarios. Ha sido una instancia foránea –la firma calificadora Fitch Ratings– la que hizo sonar las alarmas, reduciendo la calificación del país del rango BB+ a BB/Estable, con perspectiva negativa.

¿Negociar o no negociar?

¿Negociar o no negociar?

¿Cuándo fue la última vez que negociaste tu salario? Si eres hombre tienes una probabilidad mucho más alta, en comparación con las mujeres, de haberlo negociado, incluso, desde el momento que te contrataron. El artículo de Harvard Business Review “Por qué las mujeres no negocian sus ofertas de trabajo”, menciona que en un estudio realizado en Estados Unidos se concluyó que mientras el 50 por ciento de hombres negociaron el salario que les fue ofrecido, solo una octava parte de mujeres lo hicieron. ¿Por qué? ¿Las mujeres seremos malas negociadoras?

¿Ya fracasó Pérez Molina?

¿Ya fracasó Pérez Molina?

El titular de esta columna, sin duda alguna, habrá de molestar a todos los miembros del actual gobierno. Especialmente a aquellos que ostentan el privilegio de fungir como “asesores-élite”, obviamente porque la inminente respuesta de la mayoría de guatemaltecos no es favorable para la actual administración. Las cuatro áreas principales en las que debió trabajarse con empeño y sin posibilidades de fracaso –infraestructura, salud, educación y seguridad– muestran carencias y desaciertos evidentes e indiscutibles.

Los dos temores de Baldizón

Los dos temores de Baldizón

Manuel Baldizón no le teme a sus contrincantes. A Sandra Torres -su más cercana competidora- la supera tres a uno. Día a día se agregan a su proyecto político alcaldes, líderes comunales e incluso diputados.

Inversionistas conservadores locales, pero no miembros de la élite empresarial, han iniciado acercamientos con él. La estrategia ahora del Partido Líder es sumar y sumar. En esa relación “suma-cero” sus competidores languidecen carentes de energía, imaginación y propuesta. Repito, estos no le preocupan a Baldizón, en lo más mínimo.

Larga vida a Felipe VI

Por razones que no vienen al caso, de toda la vida tengo simpatía por las monarquías europeas, reforzada por mi vivencia en repúblicas como la de Argentina y EE. UU. Aun así, mi obligación es intentar un análisis racional, científico.

Resulta que el Rey de España abdicó en el peor momento de popularidad. Según una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, hace un mes la Corona tenía una valoración de 3.72 sobre 10 cuando en 1995 llegaba a 7.5; pero los sindicatos y los políticos están por debajo.

Para la almohada

Para la almohada

Hace unos días estuvimos conversando amenamente sobre el emprendimiento en Guatemala en un programa de radio. Ya para finalizar la entrevista, con su energía tan especial, Mae, la locutora, me dio un reto: compartirles “El recadito para la almohada”, una especie de resumen de nuestra plática, que los oyentes pudieran llevarse hasta su almohada para pensar y reflexionar.

Las cuatro mentiras políticas

Las cuatro mentiras políticas

El proceso electoral no es más que un subsistema del sistema político. Agregando a este la estructura jurídica, se determina la existencia de un régimen político que, según la tradicional definición de Maurice Duverger, implica el conjunto de instancias que regulan la lucha por el poder, el ejercicio de este y de los valores que animan la vida de las instituciones. En nuestro sistema político, el proceso electoral es el eje protagónico. Ya se anuncian prematuramente elecciones generales. En este proceso resurgen cuatro grandes mentiras, que dan de sí para apasionados debates.

Gabo, en el recuerdo (II)

En la entrega anterior hablé de lo fundamental que es renacer cada día, y cité a Gabriel García Márquez y el reconocimiento que la ONU le hace este día.

Gabo en el recuerdo (I)

A veces pienso que solo nos crecemos mediante el recuerdo. Personalmente, suelo acudir con frecuencia al místico perfume del paraíso del alma a saborear lo vivido, quizás para adentrarme con nuevo empuje en lo que me queda por vivir.

En esa memoria de añoranzas, servidor también tiene prendida la luz en los abecedarios de un cultivador de verbos, que son auténticas lámparas para el momento presente.

¿Una nueva élite empresarial?

¿Una nueva élite empresarial?

Dos sucesos empresariales importantes se realizaron el mes de mayo en Centroamérica. El Seminario Ética y Responsabilidad Social (San José, Costa Rica), promovido por empresas privadas y académicos de ese país. Se considera que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es una cultura de negocios basada en principios éticos y firme cumplimiento de la ley, respetuosa de las personas, familias, comunidades y medioambiente, que contribuye a la competitividad de las empresas, bienestar general y desarrollo sostenible de un país.

Cuestión de intuición

Cuestión de intuición

Todos lo hemos experimentado, esa sensación de intranquilidad, de que algo simplemente no está bien. O al contrario, una certeza de que será la mejor decisión, aunque racionalmente no lo podamos explicar… sí, es eso que llamamos “instinto o intuición”.

Guatemala 2015: ¿Otro Haití?

Guatemala 2015: ¿Otro Haití?

Nuestra firma consultora (GCG-STAFF-Guatemala) ha iniciado un planteamiento minucioso respecto al esquema de su próxima investigación requerida: Guatemala 2015: A social, political and economical perspective, considering the principal actors, factors and trends. Si bien los resultados serán de uso restringido, hay elementos genéricos que de hecho son públicamente conocidos y que merecen ser reiterados, en función del aporte que todos debemos hacer para enfrentar y resolver los desafíos que Guatemala se plantea a corto plazo.

China suspende colaboración con EE.UU. en materia de ciberseguridad

China suspende colaboración con EE.UU. en materia de ciberseguridad

El Gobierno chino anunció hoy que suspende el diálogo con Estados Unidos en seguridad cibernética, en protesta por la decisión del Departamento de Justicia norteamericano de presentar cargos contra cinco militares chinos por presunto espionaje.

Pekín. "Dada la falta de sinceridad de EEUU en resolver asuntos relacionados con la ciberseguridad a través del diálogo y la cooperación, China ha decidido suspender las actividades del Grupo de Trabajo Cibernético Chino-Estadounidense", anunció en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Qin Gang.

La fuente oficial aseguró que los cargos contra los militares chinos, acusados de espionaje industrial a gran escala, "están basados en falsedades y violan gravemente las normas básicas que gobiernan las relaciones internacionales".

Usted lo sabe, señor Presidente

Usted lo sabe, señor Presidente

Conocí al general Pérez Molina cuando él era jefe de la Delegación de Guatemala ante la Junta Interamericana de Defensa con sede en Washington D.C. Nunca más volví a verle en forma personal. Viajé a Washington D. C. producto de los estudios de doctorado que realizaba en España, lo que me orientó a presenciar varias sesiones ordinarias de la OEA y algunas visitas a la biblioteca de la Universidad de Georgetown. La licenciada Alma Gladys Cordero, funcionaria guatemalteca en la OEA, facilitó un encuentro entre el general y mi persona.

Y yo más

Y yo más

“¡Te quiero mucho mami!”, solía decir mientras rodeaba a mi mamá con mis pequeños brazos, queriendo que todo el amor que sentía por ella la cubriera completamente; solo quería hacerla sentir tan amada como ella me hacía sentir a mí. Sus brazos siempre me rodeaban de regreso y con amor me besaba la cabeza, mientras me decía: “¡Y yo te quiero más!”. Yo, sorprendida y extrañada, muchas veces le respondí: “No, yo te quiero más”. Entonces me miraba tiernamente y con la más bella sonrisa me decía con absoluta convicción: “¡Yo te quiero más, ya lo verás cuando seas mamá!”.

¿Economía de postre y mariguana?

¿Economía de postre y mariguana?

El modelo económico guatemalteco encaja en la clasificación de Raymond Barré, el economista francés, como primario, dependiente, dual e inestable. Primario, porque la economía agrícola sigue teniendo un peso incuestionable en la producción y las exportaciones. Dependiente, porque depende de la cantidad de dólares que ingresen al país (exportaciones, remesas o turismo) para preservar su funcionamiento.

El delito se termina con libertad

Que el Estado –que promueve a buena parte de los criminales– aumente la represión sobre el delito lleva a un crecimiento del crimen, en un círculo vicioso que, precisamente, es funcional a los estatistas que, con gusto, reprimirán… cuando les convenga porque creer que la represión puede ser imparcial sí es utópico. Por el contrario, la mejor solución “técnica” –científica– al crimen es la libertad. El principio ontológico es sencillo: la violencia es lo que “desvía” el curso natural de los acontecimientos, por tanto, ir contra la naturaleza mal puede ser beneficioso. Pero vamos a lo empírico.

6 pasos para destruir una nación

6 pasos para destruir una nación

Los guatemaltecos conscientes de la realidad nacional, aquellos a quienes les cala en lo más hondo el derrumbe de la patria, cada vez son menos. Muchos otros (la mayoría) despiertan, viven y duermen por inercia, encontrando métodos diversos en medio de sus tragedias, para evadir la realidad y anestesiar sus conciencias. Las interrogantes que circulan y rebotan en la mente de los pocos a quienes les importa el estado de la patria son: ¿Qué nos pasó? ¿Cómo pudimos llegar a estos extremos? ¿Quiénes son los responsables? Sobre estos últimos me atrevo a hacer una breve referencia.